GoDebtor

¿Vale la pena iniciar un procedimiento monitorio para recuperar tu deuda?

Vía judicial rápida para recuperar deuda

El proceso monitorio en España es un procedimiento rápido y eficaz para reclamar deudas incobrables

Autor: Godebtor (fuentes)

El proceso monitorio en España es una vía rápida y práctica para reclamar deudas que no se han pagado. Esta herramienta jurídica permite a quien tiene una deuda pendiente de cobro, obtener un veredicto judicial en menos de tres meses desde que presenta la demanda. El fin principal es recuperar deudas concretas y que ya deberían haber sido pagadas.

La puesta en marcha del proceso monitorio empieza con una demanda en el Juzgado de Primera Instancia que corresponda. Para que la demanda sea válida, es necesario presentar documentos que demuestren la deuda, como una factura o un contrato.

Tras presentar la demanda, el deudor recibe una notificación y tiene 10 días para responder. Si no lo hace, se da por hecho que acepta la deuda y se procede a su cobro. Si el deudor decide responder, se dispone de otros 10 días para presentar pruebas. Si es necesario, se realiza una vista oral para escuchar a ambas partes y decidir el veredicto final.

El coste del proceso monitorio en España varía según la cantidad que se reclame, la complejidad del caso y el abogado que se contrate. En general, podría costar entre 1.000 y 2.000 euros, contando los gastos del abogado, judiciales y otros asociados.

Si se gana el caso y la sentencia no se cumple, se pueden tomar medidas para hacer efectivo el cobro, como vender propiedades del deudor o retener parte de su salario.

En resumen, el proceso monitorio en España es una herramienta útil y rápida para recuperar deudas. Sin embargo, es recomendable contar con el consejo de un abogado especializado para asegurarse de que todo se hace correctamente.

Después de un proceso monitorio, para proceder al embargo hay que presentar una demanda de ejecución. Aunque hay un plazo de 5 años para hacerlo, las empresas encargadas del cobro suelen actuar rápido para recuperar la deuda.

Recomendación de godebtor: Antes de llegar al litigio, es bueno considerar opciones alternativas, como la mediación. Empresas como godebtor ofrecen maneras de resolver conflictos sin tener que llegar a juicio, lo cual puede ser beneficioso en términos de tiempo, dinero y mantener una buena relación con la otra parte.

Más información

Los 8 consejos para pedir un aumento a tu jefe

Los 8 consejos para pedir un aumento salarial

Si decides pedir un aumento salarial sigue estos pasos

Autor: Godebtor (fuentes)

La negociación salarial, vista a través de la lente de la mediación y la resolución de conflictos, se transforma en un proceso dialogado, reflexivo y orientado hacia el entendimiento mutuo. Una negociación bien planteada refleja no solo una comprensión del valor personal en el mercado laboral, sino también una habilidad para conectar ese valor con las necesidades y objetivos de la organización. A continuación, se delinean algunas pautas mediadoras para abordar una petición de aumento salarial con mayor eficacia y asertividad:

  1. Análisis Comparativo: Dedica tiempo a realizar una investigación exhaustiva sobre salarios comparativos en tu sector y región. Utiliza fuentes confiables, como informes sectoriales, encuestas salariales y plataformas especializadas. Esta etapa es crucial para anclarte en datos objetivos y realistas.

  2. Definición de Metas: Establecer metas no solo significa determinar un monto deseado, sino también comprender las razones subyacentes: ¿Por qué es importante para ti? ¿Cómo afectará tu motivación, compromiso y proyección a largo plazo?

  3. Elaboración de Argumentos: Prepara una narrativa coherente que conecte tus contribuciones, competencias y logros con las metas y desafíos estratégicos de la organización. Esta conexión facilitará que tu petición sea vista como una inversión y no como un costo.

  4. Timing Estratégico: La elección del momento para iniciar una negociación es esencial. Busca momentos de estabilidad y crecimiento en la organización y evita etapas de incertidumbre o restructuración.

  5. Comunicación Efectiva: Utiliza técnicas de comunicación asertiva, evitando un enfoque confrontativo. Adopta un lenguaje que inspire colaboración y entendimiento, subrayando la reciprocidad de beneficios.

  6. Flexibilidad y Adaptabilidad: En la mediación se promueve la idea de co-crear soluciones. Estar abierto a contrapropuestas o beneficios alternativos puede abrir caminos inesperados hacia un acuerdo.

  7. Preparación Emocional: La autorregulación emocional es fundamental. Reconoce y gestiona tus emociones, y aborda la conversación desde un espacio de calma y confianza.

  8. Visión Holística: No limites la conversación solo al aspecto salarial. Considera otros beneficios, oportunidades de crecimiento y formación, y cómo estos pueden complementar tus aspiraciones profesionales y personales.

En conclusión, una negociación salarial, más que un mero acto transaccional, es un ejercicio de diálogo, autoconocimiento y construcción conjunta de valor. A través de un enfoque mediador, se busca transformar la percepción del proceso y promover acuerdos que reflejen una verdadera alineación entre el profesional y la organización.

Más información

Educar para la convivencia

Educar para la convivencia

Es necesario fomentar y crecer en cualidades de excelencia

Autor: Godebtor (fuentes)

La maravillosa y extraordinaria historia reflexiva de la evolución natural del mundo pone de relieve que los humanos del siglo actual heredamos de nuestros antecesores históricos, y más inmediatamente durante los últimos dos siglos, conocimientos científicos y poderes tecnológicos, suficientemente, avanzados para que la respuesta a esta cuestión pueda ser afirmativa, sostenida y estable, aunque siempre temporal e inestable, respetando y acatando las fuerzas y leyes que rigen en la naturaleza. El dilema es que como ciudadanos de a pie y comunidad humana específica no hemos evolucionado, en el mismo período de tiempo, a un ritmo equivalente y en paralelo a los progresos teóricos del conocimiento científico para cambiar la concepción del mundo y dar respuestas de excelencia cultural a la altura y con la urgencia que las circunstancias reclaman. En consecuencia, como no despertemos del letargo socio cultural en que estamos sumidos y demos respuestas adecuadas valientes y responsables, la permanencia temporal del fenómeno humano en la Tierra será más breve de lo esperado por las fuerzas fundamentales y leyes naturales. Y, sobre todo, mucho más penosos y traumáticos los acontecimientos.

Es necesario fomentar y crecer en cualidades de excelencia, como personas y colectivo social, en: valores naturales y humanos, actitudes éticas y morales, conductas sociales de empatía y colaboración, culturales de excelencia científico sistémica, integradora e inclusiva, entre competitivas y solidarias, para salir airosos y favorecidos de la delicada inflexión evolutiva por la que atravesamos. Se impone, por necesidad de supervivencia individual y de permanencia sostenible específica, acertar en el diagnóstico y en las soluciones de un cambio urgente hacia otras maneras de entender, desarrollar y gestionar el premio de la vida. Es inaplazable un cambio de rumbo radical y a fondo en la calidad de las personas y, consiguientemente, en la excelencia como comunidad integrada de animales humanos, pensantes y docentes que somos. Cambios que no se improvisan y que, en la presente encrucijada histórica, hay más sombras para el pesimismo que luces para la esperanza de salir adelante en paz y dignamente.

Sin embargo, no debería ser tan difícil afrontar este desafío si la educación y la formación cultural fueran hitos prioritarios para la sociedad en los ámbitos familiares, sociales e institucionales de los poderes políticos y culturales, religiosos y socioeconómicos de los pueblos de la Tierra. Bastaría con unir esfuerzos e invertir con generosidad prioritaria y preferencial en la educación cívica de la infancia y adolescencia; después, en la información y formación cultural del pensamiento humano sistémico u holístico de los jóvenes y mayores. Caso de no avanzar hacia un modelo de vida equilibrado y justo entre el binomio antagonista equilibrado entre primates tribales {y/o} humanos cultos, serán las características más primitivas biogenético-animales históricas las que se impondrán por las bravas sobre las humanas-socioculturales con las consiguientes migraciones, hambrunas, epidemias y guerras, cada vez más inhumanas, salvajes y generalizadas… De modo que la venganza de la diosa Gaia, en expresión de James Lovelock, será implacable con la actuación de las fuerzas y leyes naturales en un cambio climático brutal con las consiguientes catástrofes naturales inapelables y regeneradoras y otras plagas vengadoras al estilo de las deidades antiguas.

Deberíamos aprender de los errores crónicos del pasado pues, en caso contrario, corremos el grave riesgo de seguir insistiendo en las guerras a muerte, como medida histórica fácil y brutal para eliminar al diferente, incluso enemigo a eliminar. A propósito, inventadas por nuestros antepasados históricos civilizados, con las nefastas consecuencias que conocemos. En el contexto actual, el resultado sería irreversible. Pues, los inmaduros primates sapiens somos muy capaces de utilizar los poderosos conocimientos científicos, tecnológicos y psicológicos alcanzados contra nuestro propio linaje y contra nuestra casa en el universo. En definitiva, la única opción que nos queda para no ser víctimas de nuestro propio desarrollismo bélico y economicista del usar y tirar, es invertir los poderosos medios de que disponemos en calidad educación educativa y cultural ciudadana comprensiva, equitativa e integradora, en vez de hacerlo en industrias armamentísticas de destrucción masivas… y manteniendo a la mayoría social en la ignorancia fácil de manipular.

La concepción del mundo bajo el pensamiento científico sistémico: físico cuántico y geoquímico molecular; biogenético unicelular y pluricelular vegetal y animal; biológico animal y humano sociocultural; permite sugerir algunas reflexiones a modo de mensajes esperanzadores para que la cultura del pacto equitativo y estable entre la paz humana {y/o} la guerra bestial posibilite otro mundo más justo, pacífico y digno. Al tiempo que la reinvención de una sociedad humana más tolerante, equilibrada y respetuosa sea una realidad:


Reflexión 1. 

La historia de la evolución natural cósmica y terrestre, biológica animal y humana sociocultural, que hoy conocemos por la ciencia, certifica la manera de actuar el proceso evolutivo por Selección natural en cualesquier de los sistemas en la Naturaleza: físico-cósmicos, químico-biológicos y socio-culturales humanos. A saber: conseguir el equilibrio estable de extremos inestables de la competitividad individualista {y/o} la cooperación solidaria entre los agentes individuales de los sistemas antrópicos emergentes sean posibles, integradores y perdurables en el tiempo de manera sostenida y sostenible.

En consecuencia:
El sistema educativo de un país con visión de futuro debe informar y formar ciudadanos con un perfil característico en aptitudes y valores, entre animales {y/o} humanos, que respondan a conductas serenas y equilibradas, entre la competitividad estimulante individual {y/o} la colaboración respetuosa y solidaria social como la mejor respuesta exitosa de futuro frente a las exigencias de la selección natural en cualquiera de los ámbitos sociales y familiares; políticos y religiosos; nacionalistas y lingüísticos; industriales y económicos… Y por tanto, que armonice de manera integradora y equitativa el componente biológico-animal {y/o} humano socio-cultural, pues de ambos conjuntos de caracteres estamos dotados y del equilibrio armonioso entre ambos perfiles debe surgir la excelencia selectiva a nivel: personal, institucional y poblacional comunitario en el actual proceso de globalización.

Reflexión 2.

La filogenia evolutiva del animal humano arranca en sus orígenes mamíferos, más próximos, con los simios o monos arborícolas que aparecieron, progresivamente, hace unos millones de años en el continente africano, donde convivieron con los primeros seres humanoides australopitecos. Los humanos sapiens ganaron la partida evolutiva a los australopitecos, que desaparecieron hace un escaso millón de años. Ahora bien, si nos remontamos al principio de la aparición del código genético molecular de la vida en la Tierra, resulta que la familia humana conecta con las bacterias de hace entre tres mil quinientos y cuatro mil millones de años. El genoma humano comparte genes comunes con las bacterias y el modelo estructural y de replicación de los genes bacterianos es idéntico al de todas las células vivas, las del cuerpo humano incluidas. Hay, pues, una conectividad arborescente e ininterrumpida desde las bacterias, raíces del árbol de la vida en la Tierra, hasta la aparición del ser humano. Más todavía, sin bacterias hubiera sido imposible conseguir la continuidad de la maravillosa evolución de la materia viva en la Biosfera terrestre.

En consecuencia:
Debemos ser conscientes del significado de los axiomas científicos de: la unidad originaria de la vida, la continuidad ininterrumpida de su evolución en complejidad reversible creciente o decreciente y la coexistencia inclusiva fortuita y necesaria entre formas o especies de vida diferentes, desde las más simples y primitivas, como los microbios bacterianos, hasta las más complejas y recientes, como los animales humanos. Necesitamos adquirir características personales y sociales, colectivas y culturales, así como aptitudes y valores humanos de respeto, humildad, tolerancia y de equivalente igualdad con nuestros prójimos o semejantes. Al tiempo que debemos fomentar actitudes y conductas competitivas autónomas y de cooperación colectiva solidaria con nuestros prójimos humanos más cercanos y necesitados; al tiempo que respetuosos con pueblos y culturas que conviven con nosotros en la Tierra para que la historia de la evolución humana no termine mucho antes de lo previsto por las fuerzas y leyes de la naturaleza.

Reflexión 3.

Sabemos que el género humano surgió por la evolución sostenida y estable entre biológico-animal {y/o} socio-cultural de nuestros antepasados inmediatos australopitecos. Durante unos millones de años variadas especies de Australopithecus y subespecies de Homo sapiens convivieron en la Tierra, Hoy, sólo queda una variedad de la especie biológica humana: Homo sapiens v. sapiens. La subespecie sapiens prehistórica e histórica ha permanecido y ha relevado al resto de variedades y hoy habita el planeta sobrepasando los siete mil millones de habitantes con el riesgo de convertirse en plaga que ponga en peligro la sostenibilidad del planeta.

En consecuencia:
Debemos ser conscientes de quiénes somos, de dónde venimos y qué nos hace seres humanos para aprender con responsabilidad humilde las lecciones de la historia de la evolución natural y proceder con actitudes y conductas en nuestra forma de vivir que nos permitan prever y afrontar con garantías de futuro la permanencia y continuidad de la evolución sistémica planetaria, biológica y humana en el futuro. Es prioritario y urgente que la única especie humana superviviente en la Tierra promueva la regulación del mejor equilibrio posible, siempre con sus imperfecciones y riesgos, entre la cantidad numérica de individuos {y/o} la calidad sociocultural de su población en el planeta para no convertirse en plaga que ponga en peligro el ecosistema global de la Biosfera terrestre y la propia continuidad específica.


Reflexión 4.

En la actualidad, aquí y ahora, pertenecer al considerado primer mundo da una garantía para gozar de cierta libertad social y cultural, relativamente satisfactorias. El grado de bienestar económico y social envidiables conseguidos hace que hasta podamos jugar con los genes, manipular los alimentos, engendrar bebés probeta comunicarnos a la velocidad de la luz. Pero, si nos ha tocado un país del llamado tercer mundo, ser persona libre es una ironía y el bienestar social una utopía provocadora. Con demasiada frecuencia amplificada y manipulada esta bipolarización social por oligarquías socioeconómicas privilegiadas, endiosadas y amorales. De modo que hasta podemos acabar subiendo a una patera, o bien escalando alambradas, para terminar removiendo las basuras para poder regular la homeostasis biológica de supervivencia.

Resulta obvio que hemos llegado al límite de una sociedad bipolar injusta e indigna a todas las luces, insostenible… Sobre todo, desde que nos hemos ido adueñando de este planeta maravilloso con un crecimiento industrial desarrollista, dando tumbos por la vía extremista del capitalismo consumista alienante, o bien, del comunismo subyugante populista de los últimos cien años. Más recientemente, con la puntilla del acelerón tecnológico economicista y deshumanizado de las últimas décadas tanto del capitalismo occidental desmadrado como del comunismo oriental monolítico e igualmente elitista y de un yihadismo islamista enzarzado en luchas fratricidas de facciones religiosas y que aprovechan las oligarquías petrolíferas y multinacionales armamentísticas para dar salida a sus arsenales mortíferos y bloquear de paso la evolución histórica de sus pueblos.

En consecuencia:
Pisamos sobre un polvorín que, en cualquier momento, puede saltar por los aires si no corregimos con dignidad y justicia las desigualdades brutales e insultantes de una sociedad bipolar, en la que unos poquitos ensoberbecidos lo tienen todo y la inmensa mayoría humillados carecen de los bienes básicos que les permitan una supervivencia digna. Alternativa bipolar para la que no hay futuro en paz, pues es un modelo de sociedad donde las lacras sociales de la miseria y el hambre, se unen la incultura y la ignorancia, caldo de cultivo de una manipulación fácil para desencadenar guerras cada vez más salvajes, autodestructivas y las consiguientes migraciones imprevisibles y vergonzosas. La solución clave pasa por elevar la educación y cultura de los pueblos, pues si no cambiamos la concepción del mundo, tampoco cambiarán las conductas personales ni sociales.

Reflexión 5.

El mensaje, a modo de conclusión, de esta maravillosa historia, pero muy dura e injusta de la evolución natural, queda diáfano desde la óptica del pensamiento humano sistémico: La solución de futuro es sencilla, también muy compleja a la vez, para nada fácil de conseguir. Todo pasa por un pacto educativo y sociocultural, político y socioeconómico que dé prioridad, como la mejor inversión de futuro, a la educación y cultura de los niños, adolescentes y jóvenes en el que se impliquen desde las familias, las instituciones sociopolíticas, los lobbies socioeconómicos y los poderosos medios de información multimedia.

Nadie como Lynn Margulis, fallecida sentada frente a su microscopio, y su hijo Dorian Sagan, mentores y exploradores de la hipótesis sobre la endosimbiosis bacteriana, para concluir esta breve narración histórica sobre el origen y la evolución del Universo, la Vida y la Humanidad en un momento de crisis sistémica en la que hace falta un cambio profundo en la manera de entender y de vivir la vida para encontrarle sentido. Así se expresan estos dos magníficos comunicadores de la ciencia sobre las lecciones que nos da la naturaleza viva en ¿Qué es la vida? -Tusquets editores, 2001:

“A menudo nos olvidamos de hasta qué punto la vida en la Tierra es interdependiente. Sin la vida microbiana nos hundiríamos en las heces y nos ahogaríamos en el dióxido de carbono que exhalamos. Es imposible juzgar la historia de la evolución de manera equilibrada si sólo la concebimos como una fase preparatoria para la vida más compleja de los seres humanos. La mayor parte de la historia de la vida ha sido microbiana. La naturaleza antigua, vasta y fundamental de nuestra interdependencia con otras formas de vida debería dotarnos de cierta humildad y sentar las bases para que podamos afrontar el futuro sin falsas ilusiones. A pesar de nuestras quejas continuas, somos tanto explotadores como víctimas, y somos consumidos igual que nosotros consumimos a otros seres. La moraleja de la historia de la evolución natural es que sólo a través de la conservación de las especies, de la interacción o la creación de redes, y no a través de la subyugación [humillante], podremos evitar un fin prematuro de nuestra especie.”

Más información

Consejos de padres a hijos

Consejos de padres a hijos

Buenos consejos para ayudar a vuestros hijos a ser, no sólo buenos estudiantes, también buenos profesionales del futuro.

Autor: Godebtor (fuentes)

Como padres es fácil preguntarse cómo poder ayudar a nuestros hijos. La voluntad y las intenciones son claras, pero… cuáles serían las mejores pautas para ayudarlos a ser buenos estudiantes. Seguidamente os exponemos algunos buenos consejos para ayudar a vuestros hijos a ser, no sólo buenos estudiantes, también buenos profesionales del futuro. 

  1. Les facilitáis un espacio en casa donde puedan hacer las sesiones de estudio y trabajos personales de manera autónoma, cómoda y favorable a mantener su concentración.
  2. Les aconsejáis y exigís una buena organización y planificación de su tiempo, tanto de estudio personal como de ocio y de libre disposición.
  3. Les ofrecéis ayuda y colaboración para cumplir sus obligaciones de estudiantes, pero nunca los suplantáis en el esfuerzo que pueden y deben realizar ellos.
  4. Les valoráis el esfuerzo, la responsabilidad y la ilusión que ponen en aprender y cumplir sus obligaciones mucho más que las notas que consigan.
  5. Les aceptáis incondicionalmente tal como son, con sus cualidades y limitaciones, estimulándoles hacia la superación permanente.
  6. Les ayudáis, con autoridad amorosa pero firme, a crecer en autonomía, hábitos de esfuerzo de estudio y responsabilidad.
  7. No comparáis nunca los triunfos o fracasos de un hijo con los éxitos o fracasos de otros miembros familiares, o del entorno de amistades.
  8. Les pedís, a cada cual, metas u objetivos posibles y realistas, de acuerdo con sus habilidades naturales y capacidades para el estudio que tienen.
  9. Les comparáis el estudio a un deporte que requiere entreno diario, motivación, disfrute, concentración y alta autoexigencia.
  10. Les escucháis en sus conflictos académicos, pero nunca les dais la razón sin antes saber la opinión al respecto de sus educadores o profesores.
  11. Estáis muy alerta para que no os transfieran su obligación de estudiar, como si fuera una responsabilidad vuestra y no de ellos superar los cursos.
  12. Periódicamente, por ejemplo cada semana, y no precisamente cada día o cuando hay exámenes, habláis sobre la marcha del curso y les estimuláis a superarse.
  13. Les ayudáis, poco a poco, a aclararse para hacer una buena elección de los estudios que piensan hacer, reflexionando con ellos sobre las asignaturas que más les gustan, tienen mejores aptitudes, rinden más con menor esfuerzo, profesión en que les gustaría trabajar…
  14. Actuáis siempre muy unidos y en coherencia, evitando en su presencia tanto las discusiones como las discrepancias, sobre en aspectos que referentes a ellos.
  15. Habláis con ellos del uso selectivo de la TV, programas de videoconsolas, internet… En fin, vigiláis para que no se enganchen a programas basura y a videojuegos deformativos.
  16. Les enseñáis el valor de la lectura como afición para que les facilite el estudio, aumente su capacidad de concentración, su riqueza de vocabulario y su facilidad de expresión.
  17. Lográis en vuestro hogar un clima familiar afectivo, alegre, motivador, dialogante, de mutua confianza, en definitiva equilibrado emocionalmente.
  18. No les prometéis recompensas por hacer o conseguir lo que es su deber, y nunca les prometéis o amenacéis con algo que no penséis cumplir.
  19. Les hacéis comprender que si sus profesores consideran conveniente repetir un curso no es una tragedia, sino todo lo contrario una oportunidad para encauzar a mejor su futuro.
  20. Tratáis a vuestros hijos como os gustaría que les tratasen los demás, con cariño, respeto, confianza, sinceridad…pero también con firmeza, cuando es necesario.

Más información

4 pasos para evitar un conflicto

4 pasos para evitar un conflicto

Es fundamental que los afectados trabajen por un único objetivo

Autor: Godebtor (fuentes)

R. Fisher, W.Ury, B.Patton (1998) desarrollaron un estilo de negociación integradora que denominan “negociación basada en los principios”. La explican en base a cuatro puntos básicos:

  1. Gente: separar a las personas del problema.
  2. Intereses: centrarse en los intereses, no en las posiciones.
  3. Opciones: antes de decidir qué se hará, se planificarán una variedad de posibilidades.
  4. Criterios: insistir en que el resultado se base en algún estándar objetivo.

Es fundamental que los afectados trabajen por un único objetivo, intentar solucionar el problema y no luchar entre sí. Establecemos cuatro pasos básicos y esenciales para encarar un conflicto.

1. Gente. Primer paso. Separar a las personas del problema.

La creación de un objetivo común es la base para desbloquear un conflicto entre las partes. La gran mayoría de conflictos avanzan al cohesionar visiones. Los seres humanos no somos máquinas, somo seres con emociones y sentimientos. Tenemos percepciones distintas y limitaciones en la comunicación. Mezclamos circunstancias objetivas y emocionales en determinadas situaciones. Aparece el ego y las posturas inamovibles que entorpecen el camino hacia el entendimiento. Por lo tanto, se recomienda que las cuestiones personales se aparten del problema real y den paso a tratar el problema de forma separada y centrada. El primer paso, separar a las personas del problema.

2. Intereses. Segundo paso. Centrarse en los intereses comunes.

Somos humanos, nos separan múltiples diferencias entre nosotros. Pero también hay infinitas similitudes, muchas más son las similitudes que las diferencias. Los intereses de las personas suelen coincidir a nivel genérico, dada nuestra condición humana. Para llegar a una solución coherente lo más adecuado es centrarse en los intereses compartidas y compatibles y dejar a un lado las posiciones preconcebidas. Detrás de posturas opuestas existen intereses conjuntos, hay que sacarlos a la luz.

3. Opciones. Tercer paso. Abanico de posibilidades.

La ciencia nos ha demostrado que ante un mismo problema hay multitud de soluciones. Antes de decidir que se va a hacer, se debe presentar una variedad de posibilidades. Encontrar diferentes posibilidades requiere tiempo y distancia, por lo que se aconseja reservar un tiempo determinado en reflexionar soluciones posibles. Explore soluciones, planteamientos, necesidades, inquietudes. Evite tener un mínimo aceptable. 

4. Criterios. Cuarto paso. Resultado en base a los estándares de resolución.

Las negociaciones realizadas con un negociador de estilo duro y tozudo, centrado en conseguir resultado que le resulte ventajoso a él mismo, con postura inflexible, provoca acuerdos con poca solidez. Cuanto mayor sea la cohesión del acuerdo más sólido será. Las negociaciones integradoras van encaminadas a alcanzar un acuerdo satisfactorio por ambas partes. Una negociación fundamentada sobre un criterio justo y equitativo que sea independiente de los deseos exclusivos de alguna de las partes. Este modelo opta por asumir un criterio que sea justo , por ejemplo, en el caso de la compra de un piso utilizar el criterio del valor de mercado, la opinión de expertos, etc.


Según R. Fisher, W.Ury, B.Patton (1998) la negociación integradora es un método que se aleja del regateo de las partes. La propuesta de este tipo de negociación es la obtención de beneficios mutuos, en terminología inglesa «win win». Si los intereses de ambas partes entran en contradicción, esta táctica propone buscar la obtención de un resultado fundamentado en una reglas y criterios justos, que sean neutrales, es decir, independientes de los deseos de alguna de las partes. Por ejemplo una valoración por parte de un experto independiente. 

Las personas que negocian desde una posición integradora lo hacen bajo un enfoque de cooperación, ambas partes pueden salir beneficiadas con la negociación. Evitan estrategias opacas de negociación, trucos o trampas. Ser noble, legal y equitativo es la base de enfoque de este tipo de negociación. Uno no tiene por qué dejar de ser equitativo para resguardarse de los que se podrían aprovechar de la nobleza y honradez.

En la negociación integradora:

  • Se consideran diferentes puntos de vista.
  • Predominan las actitudes abiertas y transparentes sobre las cerradas y enrevesadas.
  • Se tiende al encuentro de soluciones conjuntas.
  • La colaboración prevalece sobre las relaciones de sumisión – autoridad.

Evite caer en los siguientes errores:

  • Creer que lo que uno gana lo pierde el otro.
  • Considerar que el único objetivo de la negociación es siempre llegar a un acuerdo.
  • Desconfiar siempre de la otra parte.
  • Hacer presuposiciones rígidas sobre la otra parte.
  • Creer que sólo con la hostilidad, la enemistad y la manipulación conseguiremos lo que nos proponemos.
  • Interpretar las concesiones de la otra parte como una muestra de debilidad.
  • Presuponer que una determinada idea o propuesta nunca será considerada.
  • Descartar la posibilidad de intercambios favorables para ambas partes.

Más información

¿Cómo tratar las objeciones?

¿Cómo tratar las objeciones?

El Arte de Negociar con Pensamiento Crítico: Estrategias y Técnicas

Autor: Godebtor (fuentes)

El pensamiento crítico es esencial en las negociaciones, ya que permite a las partes involucradas evaluar las informaciones y argumentos presentados, considerar diversas perspectivas y llegar a decisiones informadas. Aquí hay algunas recomendaciones adicionales para incorporar el pensamiento crítico en las negociaciones:

  1. Investigación Previa: Antes de entrar en una negociación, es vital hacer una investigación exhaustiva sobre el tema en cuestión. Esto te permitirá entender no solo tu posición y argumentos, sino también anticipar los posibles puntos de vista de la contraparte.

  2. Pregunta el “Por qué”: Cuando se presenta una objeción o argumento, en lugar de reaccionar inmediatamente, pregunta «¿Por qué piensas eso?» o «¿Qué te lleva a esa conclusión?». Esto te dará una comprensión más profunda de la posición de la contraparte y te permitirá responder de manera más efectiva.

  3. Evita las Falacias Lógicas: Asegúrate de no caer en falacias lógicas o permitir que la contraparte las utilice. Las falacias, como argumentos ad hominem o apelaciones a la autoridad, pueden desviar la discusión y obstaculizar un acuerdo productivo.

  4. Sé Abierto a Perspectivas Diversas: Acepta que hay múltiples formas de ver un problema. La disposición para considerar diferentes perspectivas puede revelar soluciones que no se habían considerado anteriormente.

  5. Practica la Empatía: Intenta comprender y sentir lo que la otra parte podría estar experimentando. La empatía puede ayudarte a entender mejor sus preocupaciones y objeciones, lo que puede llevar a un acuerdo más beneficioso para ambas partes.

  6. Reflexiona Antes de Responder: Antes de dar una respuesta o contraargumento, tómate un momento para reflexionar sobre lo que se ha dicho. Esto puede ayudarte a formular una respuesta más efectiva y evitar respuestas impulsivas que pueden dañar las negociaciones.

  7. Fomenta un Ambiente de Respeto: Para que las negociaciones sean efectivas, es esencial que ambas partes se sientan respetadas. Esto implica escuchar activamente, evitar interrupciones y no descalificar los argumentos de la contraparte sin una consideración adecuada.

  8. Revisa Regularmente: Al final de cada sesión o punto clave de negociación, dedica tiempo para revisar y reflexionar sobre lo que se ha discutido. Esto te permitirá asegurarte de que no has pasado por alto ningún detalle importante y de que estás considerando todos los aspectos relevantes del problema.

Al final del día, el pensamiento crítico en las negociaciones se trata de buscar comprender a fondo el problema, considerar múltiples perspectivas y encontrar soluciones que beneficien a todas las partes involucradas.

Más información

Cómo organizar una reunión de negociación

Cómo organizar una reunión de negociación

La Reinvención de las Reuniones: Una Perspectiva Mediadora

Autor: Godebtor (fuentes)

En el entramado de la interacción humana, «reunirse» trasciende el simple acto de agruparse. Es una conjunción de fuerzas, una amalgama de ideas y, en muchas ocasiones, un crisol de tensiones. Tradicionalmente, asociamos la reunión a un conjunto de individuos que convergen en un espacio, ya sea por convocatoria o espontaneidad, con un propósito en mente. Aquí, deseo ahondar en el entorno de las reuniones programadas entre partes, con un enfoque específico: la mediación y negociación.

La irrupción de la COVID-19 y la revolución tecnológica que la acompaña ha replanteado los escenarios de encuentro. Si bien las raíces de la comunicación se mantienen intactas, el contexto ha sumado variables que reconfiguran nuestra manera de interactuar. Paradójicamente, aunque las circunstancias cambien, la esencia de la comunicación y el intercambio permanece inmutable.

El Arte de Programar: Más Allá del Espacio y el Tiempo

Temporalidad y Estrategia. Evitar las negociaciones impulsivas es una máxima que todo mediador entiende. Las negociaciones espontáneas, esas surgidas en pasillos o ascensores, carecen de la preparación necesaria. Programar un encuentro es abrir un espacio para la reflexión y la estrategia. Es garantizar que las partes tengan tiempo para discernir sobre sus objetivos, propiciar un análisis previo y permitir la maduración de propuestas.

La Sensibilidad del Momento. Más que una simple elección de fecha y hora, programar una reunión es un ejercicio de sensibilidad. Se trata de captar el momento propicio, ese instante donde las posibilidades de acercamiento y entendimiento se maximizan. Es crucial aprovechar las fuentes de información para discernir el mejor momento, sin caer en la parálisis por análisis.

Entendiendo al Oponente. La espontaneidad controlada puede ser una herramienta útil. Proponer un encuentro sin mucha antelación puede brindar una visión clara sobre las preferencias temporales de la contraparte. Aquí radica la importancia de conocer y comprender al interlocutor.

Configurando el Espacio: Más Allá de la Mera Ubicación

La Dinámica del Entorno. Crear un ambiente propicio para la negociación es esencial. Es imperativo que este espacio proyecte la seriedad y compromiso de la conversación, garantizando comodidad y concentración.

Geometría de la Interacción. La disposición física puede influir en la dinámica del encuentro. Las mesas redondas, por ejemplo, democratizan la conversación y disipan percepciones de jerarquía. En cambio, las mesas rectangulares pueden ser ideales cuando se requiere una dirección clara de la conversación.

La Quintaesencia del Equipo. Cinco es un número mágico en mediación. Dos representantes por parte y una figura imparcial que actúe como moderador pueden ser la fórmula ideal para evitar saturaciones y garantizar un flujo efectivo de la conversación.

Adaptándose a la «Nueva Normalidad»

Las videoconferencias se han erigido como las nuevas arenas de interacción. A pesar de que su uso implica renunciar a ciertos matices no verbales de la comunicación, las ventajas son innegables: optimización del tiempo, flexibilidad geográfica y accesibilidad a recursos digitales.

En este panorama digital, Godebtor se erige como un puente entre las partes, facilitando no solo la interacción, sino también el entendimiento. Proporcionamos herramientas de comunicación vanguardistas, diseñadas para fomentar el acercamiento y forjar acuerdos robustos y duraderos.

El futuro de las reuniones es incierto, pero lo que está claro es que, con la preparación y herramientas adecuadas, podemos adaptarnos y prosperar en cualquier escenario que se nos presente.

Más información

Saber vender

Saber vender

Debemos esforzarnos en diferenciarnos para vender

Autor: Godebtor (fuentes)

Saber vender es saber negociar, es saber ponerse en el lugar del otro, saber oír, saber observar, en definitiva es tener cierta sensibilidad de las necesidades y motivaciones de la contraparte. Es una habilidad fundamental en el mundo empresarial, e incluso, en el mundo personal.

Hoy en día, nos encontramos con una capacidad productiva mundial, tanto en productos como en servicios, inconmensurable, que se traduce en un oferta de productos y servicios muy parecidos. Por lo que debemos esforzarnos en diferenciarnos para vender.

Desde el plano del vendedor, personas que tienen la responsabilidad de generar transacciones y conseguir generar facturación y movimiento de producción, hay que saber aplicar las mejores técnicas para alcanzar la venta.

Sigue los siguientes pasos:

1. Las primeras impresiones

Hoy en día las primeras impresiones no se reducen a la técnica del cara a cara. Nos encontramos en un mundo digitalizado que permite conocer a una persona por su huella digital. A través de sus perfiles sociales, siempre que lo tenga abierto al público, permite desgranar con un poco más de conocimiento sobre el perfil de la persona que muestra en público, especialmente interesante resultan esclarecedor ver sus inquietudes e intereses, también se aporta información a nivel socioeconómico.

Si bien, la técnica de los 20 sigue estando vigente para los casos de presentación cara a cara. Para saber más (léase).
El resumen de esta técnica es sencilla, hay que causar buena impresión especialmente al principio de la relación comercial.

Trucos:

a. En los 20 primeros pasos se debe demostrar seguridad, ganas de atender y confianza.
b. En las 20 primeras palabras se debe comunicar ganas de atender en la misma onda de comunicación.
c. En los 20 primeros segundos se debe resaltar imágenes positivas que proyectan lo que queremos transmitir.

2. Análisis del cliente

Todos comunicamos y transmitimos información. Escrita, verbal y no verbal. Hay que estar atento en los mensajes que se lanzan y saber tratarlos adecuadamente. Cada información debe ser tratada para la venta. Enfocados a la venta conseguiremos extraer la información precisa que puede facilitar la transacción. Hay que buscar la necesidad y motivación que tiene la persona para poder adecuar nuestro producto a sus necesidades. Es un error hablar del producto primero sin conocer la necesidad subyacente del cliente.

Trucos:

a. Evitar empezar hablando del producto o servicio.
b. Buscar la necesidad real a través de preguntas abiertas.
c. Sincronizar su mensaje y confirmar que se ha entendido lo que busca.

3. Investigación

Es la etapa en la venta que requiere más atención dado que se trata de emparejar las necesidades del cliente interesado con la oferta disponible. Hay varios tipos de investigación, todos ayudan a centrar más hacia la correcta selección. Las 4 tipologías de investigación son la informativa (¿qué desearía que le ofreciera este producto/servicio?, la de control (¿Desea más información adicional?), la reflexiva (¿Se imagina lo que supondría si alcanza x?), la confidencial (¿Una empresa como la suya dispone de diversos proveedores, no?).

Trucos:

a. Evitar bombardeos de preguntas. Mejor preguntas clave pocas y precisas.
b. Enlaza las preguntas a realizar según el análisis del cliente (etapa anterior).
c. Finalizar la fase de investigación antes de entrar directamente a la fase de argumentación.

4. Argumentaciones y objeciones

Llega el momento de arremangarse, de conectar todos los puntos anteriores y exponer los argumentos del porqué se cree que el producto o servicio puede ser el adecuado para el cliente. Sinceridad y transparencia en las opiniones es clave dado que genera confianza, pilar básico de la venta.

Argumentaciones:
El vendedor expone los motivos con argumento de la selección del producto o servicio que cree que mejor se adecua al cliente. Utiliza los puntos derivados de las fases anteriores de investigación para encaminar la satisfacción de las necesidades cubiertas y descubiertas. Por ejemplo, si un cliente ha manifestado el deseo de productos financieros de inversión sin riesgos, ofrecer productos que cumplan un perfil conservador en cuanto a inversión.

Objeciones:
Las objeciones son un activo importante para la mejora continua en una empresa. Facilitar que sean expuestas, recibidas y tratadas es fundamental para la evolución empresarial. Una objeción mal tratada o no simplemente no tratada arruina el éxito de la venta. Convertir una objeción en una argumentación sólida es la situación ideal en esta fase del proceso de venta. Debemos conocer las objeciones comunes al servicio o producto para poder anticiparnos a dar respuesta.

Trucos:

a. Es conveniente tener previamente preparados los argumentarios posibles según se puedan detallar y concretar las objeciones comunes al servicio o producto.
b. Conviene identificar cuanto antes las manifestaciones malintencionadas, realizadas para conseguir condiciones especiales, de las manifestaciones verdaderas, las cuales dan un oportunidad de ajuste y conveniencia.
c. Utiliza las 3 mejores técnicas para tratar las objeciones. 

  • Método aceptación condicionada. (ejemplo: no eres de tarjetas de crédito, ¿pero si un día te vas de viaje y gastas más de la cuenta? ¿no te gustan los coches potentes, pero si un día necesitas un extra de potencia por un adelantamiento forzado?).
  • Método socrático. (ejemplo: damos poco interés, ¿pero cuánto debería ser?).
  • Método boomerang. (ejemplo: somos una tienda pequeña, pero eso nos permite conocer mejor y cuidar mejor nuestro producto).

5. Técnicas de cierre

El cierre de la operación es el momento más crucial del proceso. Calcular el momento idóneo de propuesta de cierre es uno de los puntos más sensibles que hay dentro del proceso. No debe hacerse precipitadamente ni sosegadamente. En nuestra sociedad de consumo, posiblemente haya más riesgo de pérdida por sosiego e indeterminación en el cierre de la venta, en comparación, con el intento de cerrar precipitadamente. Dependiendo la tipología de producto o servicio ofrecido, se apremia el cerrar la operación cuanto antes mejor, incorporando factores que ayudan a esa venta inmediata. Pero dentro de un proceso de venta ortodoxo y enfocado a satisfacer las necesidades del interesado, se aconseja reflexión en la venta y evitar prisas.

Trucos:

a. Presuponer que la venta está hecha. Si se aceptan los puntos secundarios se supone que se acepta el principal.
b. Técnica del balance. Puntos positivos, puntos negativos. Resumen y confirmación de puntos. Preguntas con respuesta afirmativa. Los puntos que generan controversia aislarlos, «si queda satisfecho en este puntos, ¿Estaría de acuerdo…?».
c. Técnica oferta. Oferta especial que evite aplazamientos. En un futuro las condiciones pueden variar.

Aplicando una correcta metodología en el proceso de venta aumentamos las posibilidades de cierre con éxito, es decir, cerrar con la venta realizada. Puede que la venta, por diversos motivos, no se realice en el momento y se aplace, o puede que directamente no se realice. En estas ocasiones es conveniente no perder el hilo del proceso, evitando perder el tiempo invertido, y posponer el proceso para más adelante. ¿Qué conviene hacer llegados a este punto?

Trucos:

a. A su disposición, tarjeta para cuando estime oportuno. Intercambiarse teléfonos o medios de contacto para próximos contactos.
b. Marcar una fecha límite en la que se mantienen condiciones ofertadas.
c. Es preferible concretar próxima cita (fecha y hora).

Más información

Cómo causar buena impresión

Cómo causar buena impresión

Las primeras impresiones limitan nuestro espectro de visión hacia la otra persona

Autor: Godebtor (fuentes)

A lo largo de la vida hemos acumulado experiencias y eso permanece en el subconsciente. Las primeras impresiones están afectadas por el subconsciente, tal  y como apuntan los psicólogos, cuando reconocemos cierta característica o atributo en alguna persona que acabamos de conocer es porque recordamos subconscientemente estos atributos de anteriores personas, familiares, amigos o compañeros de clase. Viéndose proyectada a través de otra persona creamos nuestra primeras impresiones sobre la nueva persona conocida. Son estereotipos basados en la experiencia personal, convertidos en prejuicios por creencias individuales que tenemos sobre lo vivido hasta el momento. 

Las primeras impresiones limitan nuestro espectro de visión hacia la otra persona. Es una limitación que nos viene impuesta como seres humanos por nuestro recorrido milenario en el mundo, un acto de supervivencia adquirido después de millones de años. Cambiar una primera impresión requiere conocer con más profundidad a la persona y tener una actitud abierta a nuevas impresiones más validas, al ser tratadas con más tiempo y consecuentemente más reflexión. En definitiva, la primera impresión es fruto de un comportamiento compartido en estructurar el mundo de forma simple y práctica. Aún así, tendemos como seres humanos a perpetrar las primeras impresiones y es difícil desacerase de ellas. 

Dado que es difícil evitar las primeras impresiones, ¿qué podemos hacer como persona a darse a conocer para mejorarlas?
Técnica Veinte (20).

  • Los 20 primeros pasos. Requiere dar la imagen de seguridad y confianza, mirar a los ojos y mostrar una sonrisa sincera que produce conocer a alguien por primera vez. No hay que perder cierta espontaneidad y mucha naturalidad. No hay que forzar formas de caminar, ni sonrisas, tan sólo mantener lo máximo posible la sensación gratificante de conocer a alguien por primera vez. Y estar abierto a las sorpresas y curisiodades que pueden despertar a partir de ahí.
  • Las 20 primeras palabras. Deben ser agradables, no comenzar con disculpas, aunque sean fundamentadas, mejor empezar con agradecimientos que con perdones. Se trata de transmitir palabras positivas, evitando la negatividad de determinadas frases o sentencias. Es común utilizar expresiones socialmente aceptadas pero resulta más interesante y capta más atenciones realizarlo con estilo propio, siempre y cuando se mantengan las formas propias de una primera toma de contacto.
  • Los 20 primeros segundos. Se estima que son los segundos necesarios para procesar las primeras impresiones. Concentrar las primeras impresiones en los 20 primeros segundos no facilita saber que pronto entraremos a una fase más rica en intercambio de información. Una fase posterior llegará pronto y se pueden sacar mejores conclusiones. Dado que es una etapa muy efímera pero profunda, mejor conservar las mejores imágenes y sonrisas estos 20 primeros segundos.


Desde Godebtor recomendamos olvidar lo que pueda pensar la contraparte, actúa con naturalidad sabiendo la existencia e importancia de las primeras impresiones tanto como emisor como receptor de impresiones, deben ser consideradas como primeras hipótesis. Recordemos que sacar conclusiones ciertas de cómo es una persona en tan poco espacio de tiempo y espacio resulta insuficiente cómo análisis válido, es necesario contrastar la información y evitar juicios precipitados.

¿En qué debemos esforzarnos?

En crear un buen ambiente. Debemos construir una atmósfera idónea para poder comunicarnos de manera positiva entre las partes. Según P. Fleming (2000), los factores que afectan a la creación de un ambiente adecuado son:

  • La percepción que se tiene de la situación.
  • Cómo se percibe al oponente más allá de la técnica 20.
  • La relación de fuerzas entre las dos partes.
  • Saber guardar la compostura, especialmente en situaciones emotivas.
  • La confianza existente entre las partes.
  • Una mentalidad más o menos abierta.
  • Las aspiraciones personales.
  • La disposición para escuchar.
  • El carisma personal.

Estos diez factores utilizados de una manera conveniente pueden influir de una manera muy satisfactoria en el resultado final de un pacto, una negociación o una mediación.

Más información

Reset password

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos un enlace para cambiar su contraseña.

Comience con su cuenta

para guardar sus activos favoritos y más

Ingresa con e-mail

Comience con su cuenta

para guardar sus activos favoritos y más

Al hacer clic en el botón «INSCRIBIRSE», acepta los Condiciones de uso y Política de privacidad

Crear una cuenta de titular de activo

Administre sus listados, perfil y más

Al hacer clic en el botón «INSCRIBIRSE», acepta los Condiciones de uso y Política de privacidad

Crear una cuenta de titular de activo

Administre sus listados, perfil y más

Ingresa con e-mail
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad